INDICE DE RECETAS

viernes, 7 de febrero de 2014

HUEVOS ROTOS CON GUISANTES Y JAMÓN.

Plato muy sencillo, la verdad que he estado pensando si publicarlo o no, pero yo me pregunto. No son estas las recetas que nos salvan del bocadillo de la cena?. Cocina fácil, rica y sana.
Hoy he abierto la nevera y he visto un envase con virutas de jamón que empleé para la receta de vieiras gratinadas que hice hace unos días. Pues bien, he cogido una bolsa de guisantes congelados que tenía en el congelador y con estos ingredientes ya tenemos cena en casa.
Los guisantes, ese vegetal odiado por los niños.
Los guisantes están compuestos en su mayor parte de agua, pero destacan en ellos los hidratos de carbono, diferentes vitaminas de los grupos B y C, así como minerales (principalmente fósforo y magnesio) y fibra que aportan numerosas propiedades beneficiosas para la salud.
Estas sustancias (en especial la vitamina C, calcio, magnesio, ácidos y fibras solubles) favorecen la circulación de la sangre disminuyendo el colesterol y, gracias a sus propiedades como vasodilatadores, previenen posibles afecciones cardiacas como la angina de pecho o el infarto de miocardio.
Los guisantes poseen un efecto regulador del azúcar en sangre que interviene en el mantenimiento de los niveles, por lo que resultan aconsejables en las dietas de personas diabéticas, menores o atletas, debido a su aporte extra de energía. La sensación de saciedad que provoca también es utilizada por expertos en nutrición para incorporarlos en dietas que regulen el peso.
Proporcionan proteínas vegetales y minerales constructivos favoreciendo el desarrollo de las células, así como su renovación, siendo adecuados para los jóvenes en edades de crecimiento o las personas mayores. Otra ventaja que otorgan los guisantes hace referencia al mantenimiento adecuado de los tejidos corporales, la salud de cabello, uñas, piel o fuerza muscular. Resultan muy importantes en las dietas de aquellas personas que sean sensibles a padecer anemias, previniendo además enfermedades óseas como la osteoporosis.
Su contenido en fibra, al igual que en numerosas verduras y hortalizas, le proporciona la cualidad de favorecer el tránsito intestinal aliviando el estreñimiento, evitando así el exceso de sustancias sedimentadas en las paredes del colon y previenen el cáncer de este órgano interno.
Pero para que el organismo asimile de forma correcta las proteínas de estas legumbres es aconsejable consumirlas junto a cereales como el arroz que aportan los aminoácidos esenciales de los que carecen los guisantes.

INGREDIENTES.

  • 500 Grs. de guisantes verdes muy tiernos.
  • 150 grs de jamón serrano cortado muy fino.
  • 1 huevo.
  • sal.
  • pimienta.
  • aceite de ajo confitado.

ELABORACIÓN.

Ponemos en una sartén un chorro de aceite de los ajos confitados.
Le añadimos los guisantes congelados y a fuego medio lo cocinamos durante 5 minutos.
Pasados estos minutos, añadimos a la sartén el jamón serrano cortado muy fino.
Salpimentamos y ponemos a máxima potencia la vitro, mejor dicho, pigmentamos, ya que el jamón serrano nos dará el punto de sal suficiente para el plato.
Cuando el plato esté cocinado retiramos del calor y añadimos el huevo siempre fuera del fuego.
Con el calor residual de la sartén rompemos la yema y removemos bien.
Servimos en una fuente, yo he decorado el plato con ramitas del bulbo en hinojo, a falta de perejil.
QUE APROVECHE!!!

MÚSICA.

Los que estéis inscritos en la lista de spotify os habréis dado cuenta que he añadido bastantes canciones estos días, eso es porque estoy haciendo prospecciones en spotify y las canciones que me gustan a la saca....
Hoy os dejo la canción "cacharros de cocina" de Mecromina.