INDICE DE RECETAS

jueves, 6 de marzo de 2014

CROISSANTS CASEROS

Hoy me he metido en el terreno de Marina la pastelera, he querido hacer unos croissants, ya hace mucho tiempo que pensaba hacer esta receta, pero la pereza me podía más, pues bien, nos lo pasamos en grande haciendo esta receta, seguro que la repetiremos muchos días más.

El croissant esa maravilla... os dejo más información extraída de la wikipedia.

Croissant en francés quiere decir creciente, en el sentido de "cuarto creciente lunar" (fase creciente) y se refiere a la forma del bollo, no al hecho de que la masa crezca al fermentar.
La costumbre de elaborar pastelitos con forma de medialuna curva remonta a una tradición árabe milenaria, que perdura hoy en día en pasteles dulces como el tchareke de Argelia o el kaab el ghzal de Marruecos. La medialuna es también un emblema recurrente del antiguo Imperio otomano, desde el Magreb hasta Turquía e incluso Pakistán . El origen del cruasán provendría de una adaptación vienesa de ese símbolo, pero los acontecimientos que dieron lugar al nacimiento del cruasán tienen que ver más con la leyenda que con una realidad histórica comprobada. Los autores sólo coinciden en que apareció en Viena.
La leyenda más divulgada cuenta que el Croissant nace como uno de los actos festivos al salvarse Viena del sitio otomano a finales del siglo XVII. En 1683, los soldados otomanos al mando del gran visir Kara Mustafá, después de conquistar la mayoría de las regiones a orillas del Danubio, sitian Viena, que después de Constantinopla habría sido la primera conquista importante en Europa.
Después de varios intentos de asalto poco exitosos, los turcos decidieron atacar Viena por sorpresa con una nueva estrategia. Pensaron en socavar el terreno y así evitar las murallas pero actuando sólo de noche. Los panaderos, que trabajaban a esas horas, se dieron cuenta de la amenaza por los continuos ruidos y dieron la alarma de tal manera que al final fueron los defensores los que tomaron por sorpresa a las tropas musulmanas obligándoles a retroceder. Después las tropas austriacas del emperador Leopoldo I, bajo el mando del rey de Polonia Jan III Sobieski, terminaron de expulsar del país al ejército enemigo. Se dice que el emperador decidió condecorar a los panaderos vieneses por la valiosa ayuda ofrecida. Estos, como agradecimiento, elaboraron dos panes: uno con el nombre de "emperador" y otro Halbmond, en alemán: "media luna", antepasado del actual croissant, como mofa a la media luna de la bandera otomana.

INGREDIENTES.

  • 500 grs. de harina de fuerza.
  • 40 grs. de azucar.
  • 10 grs. de sal.
  • 250 grs. de agua.
  • 25 grs. de levadura prensada.
  • 300 grs. de mantequilla.
  • 1 huevo para pintar.

ELABORACIÓN.

En primer lugar prepararemos la masa hojaldrada fermentada, es muy parecida a la masa hojaldrada pero tiene unas diferencias, la fundamental es que tiene levadura y que tienen menos pliegues que la masa hojaldrada.
Amasamos todos los ingredientes excepto la levadura y la mantequilla.
Dejamos reposar la masa 30 minutos en un bol tapado con un paño.
Transcurrido ese tiempo añadimos la levadura deshecha con un poco de agua y amasamos bien, dejamos reposar 5 minutos.
Amasamos 2 minutos y descansamos 2 minutos durante 5 veces.


Estiramos la masa con un rodillo hasta que consiga la medida de la placa de horno, tapamos con papel film y dejamos reposar 1 hora en la nevera.
Hacemos una placa con la mantequilla que sea la mitad de la masa para poder envolverla, la placa de mantequilla la hacemos entre dos papeles de horno.
Cuando pasa la hora sacamos la masa de la nevera
 La ponemos sobre la mesa de trabajo y en la mitad de la masa ponemos la mantequilla y la plegamos hasta cubrir la mantequilla.
 Estiramos la masa con un rodillo
 La plegamos igual que lo hacíamos con la masa de hojaldre.
 Introducimos en la nevera durante 30 minutos, esta maniobra la repetiremos 3 VECES, es decir, 30 minutos de nevera, estiramos la masa y la plegamos 3 veces.
 Cuando ya hayamos hecho estos pasos estiramos la masa con un rodillo, que quede más o menos de medio centímetro aproximadamente.
 La masa la tenemos que estirar bien.
 Cortamos las masas en tiras de más o menos 25 cntimetros.
 Cortamos en triángulos con una base aproximada de 8 centímetros.
 VAmos a montar los croissants, cogemos un triángulo.
 Hacemos un corte en la base del trianqulo en medio, el corte tiene que ser aproximadamente de 2 centímetros.
 Abrimos la base tirando los bordes del corte hacia fuera.

 Cogemos las puntas y las enrollamos deslizando la mano, os pongo varias fotos para que lo veáis claro.






 Cuando se haga el croissant se curva para hacerle la forma de media luna.

Pintamos con el huevo batido los croissants.
Dejamos fermentar los croissants durante media hora, yo para ello los fermento en el horno, lo enciendo 3 minutos a máxima potencia, después lo apago y meto los croissants, la fermentación es muy buen y rápida.
 Cuando hayan doblado su volúmen, volvemos a pintar con el huevo batido, encendemos el horno y los horneamos durante 19 minutos a 190º
 El resultado fue buenisimo
 Por fuera y por dentro.

QUE APROVECHE...

 MÚSICA.


ELLA FITGERALDA Y LOUIS AMSTRONG,  con la canción They cant' take that away from me, así en mayúsculas, una canción genial para una receta maravillosa, espero disfrutéis tanto como yo.... UN MILLÓN DE BESOS.