INDICE DE RECETAS

viernes, 7 de marzo de 2014

PURRUSALDA CON BACALAO.

Viernes de Cuaresma, así que vamos a convertirnos un poquito en meapilas y durante esta cuaresma haremos lo que hacíamos en mi casa cuando era pequeño; los miércoles y viernes cocinaremos platos de cuaresma, así por lo menos encontramos las puertas del cielo un pelín abierta.
Estos miércoles y viernes iré poniendo información sobre la cuaresma, vamos con un poco de historia hoy.
En los primeros años de la Iglesia, la duración de la Cuaresma variaba. Finalmente alrededor del siglo IV se fijó su duración en 40 días. Es decir, que ésta comenzaba seis semanas antes del domingo de Pascua. Por tanto, un domingo llamado, precisamente, domingo de cuadragésima.
En los siglos VI-VII cobró gran importancia el ayuno como práctica cuaresmal, presentándose un inconveniente: desde los orígenes nunca se ayunó en domingo por ser día de fiesta, la celebración del Día del Señor. ¿Cómo hacer entonces para respetar el domingo y, a la vez, tener cuarenta días efectivos de ayuno durante la cuaresma? 
Para resolver este asunto, en el siglo VII, se agregaron cuatro días más a la cuaresma, antes del primer domingo, estableciendo los cuarenta días de ayuno, para imitar el ayuno de Cristo en el desierto. (Si uno cuenta los días que van del Miércoles de Ceniza al Sábado Santo y le resta los seis domingos, le dará exactamente cuarenta). Así la Iglesia empezó la costumbre de iniciar la Cuaresma con el Miércoles de Ceniza, costumbre muy arraigada y querida por el pueblo cristiano.
En la Iglesia primitiva, variaba la duración de la Cuaresma, pero eventualmente comenzaba seis semanas (42 días) antes de la Pascua. Esto sólo daba por resultado 36 días de ayuno (ya que se excluyen los domingos). En el siglo VII se agregaron cuatro días antes del primer domingo de Cuaresma estableciendo los cuarenta días de ayuno, para imitar el ayuno de Cristo en el desierto.
Era práctica común en Roma que los penitentes comenzaran su penitencia pública el primer día de Cuaresma. Ellos eran salpicados de cenizas, vestidos en sayal y obligados a mantenerse lejos hasta que se reconciliaran con la Iglesia el Jueves Santo o el jueves antes de la Pascua. Cuando estas prácticas cayeron en desuso (del siglo VIII al X), el inicio de la temporada penitencial de la Cuaresma fué simbolizada colocando ceniza en las cabezas de toda la congregación.
Hoy en día en la Iglesia, el Miércoles de Ceniza, el cristiano recibe una cruz en la frente con las cenizas obtenidas al quemar las palmas usadas en el Domingo de Ramos previo. Esta tradición de la Iglesia ha quedado como un simple servicio en algunas Iglesias protestantes como la anglicana y la luterana. La Iglesia Ortodoxa comienza la cuaresma desde el lunes anterior y no celebra el Miércoles de Ceniza.

INGREDIENTES.

  • 500 grs. de bacalao desalado durante 36 horas, cambiando el agua 2 veces al día.
  • 4 puerros.
  • 500 grs. de patatas.
  • 2 zanahorias.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1 vaso vino blanco.
  • 1 litro de agua.
  • laurel.
  • sal 
  • pimienta.
  • aceite
  • 1 cayena.

ELABORACIÓN

En primer lugar cortamos los puerros y los ponemos a pocha en una sartén con dos cucharadas soperas de aceite de oliva.
 Pasados 5 minutos añadimos las zanahorias cortadas a rodajas.
 Pasados otra vez 5 minutos añadimos los dientes de ajo pelados.
 Lavamos las patatas, las pelamos, las cascamos y las añadimos a la cazuela.
 Mezclamos todos los ingredientes y añadimos el vaso de vino blanco,
 le damos muy fuerte al fuego durante 5 minutos.
 LLevamos a ebullición.
 Cuando empiece abrir tapamos la cazuela para estofar la sopa durante 25 minutos.
 Ahora vamos a preparar el bacalao, en primer lugar pelamos y fileteamos los ajos, en una sartén con aceite caliente pero no muy fuerte añadimos los ajos.
 Secamos con un paño los trozos de bacalao.
 Desmigamos el bacalao y las pieles las ponemos en la sartén juntocon los ajos para que extraiga el suero que nos ayudará a ligar el bacalao desmigado.
 Pasados 5 minutos ( a fuego muy bajo), retiramos las pieles de bacalao y añadimos la cayena picada.
 Añadimos a la sartén el bacalao desmigado.
 Vamos moviendo la sartén constantemente hasta ligar.
 Pasados 5 minutos el bacalao ya liga, como si fuera un pil-pil
 Añadimos el bacalao a la purrusalda y lo dejamos 3 minutos al fuego para mezclar los componentes de la cazuela.
 El resultado buenísimo de sabor y de color Y SIN PECAR....
QUE APROVECHE!!!.

MÚSICA.

Hoy le vamos a dejar un hueco al gran Bob Dylan que todavía no lo había puesto en este festival, la canción Meet me in the morning. DISFRUTAD DEL VIERNES DE CURESMA QUE ES EL PRIMERO...