INDICE DE RECETAS

domingo, 14 de septiembre de 2014

PECHUGAS DE PAVO CON SALSA DE NATA.

 Hoy vamos a darle otra salida distinta a la pechuga de pavo, una carne que gusta a todo el mundo pero que nos hemos acostumbrado a ser poco originales y la servimos a la plancha o empanada y a correr, pues no, en casa le damos otras miles de salidas.
Hoy la vamos a cocinar con una salsa de nata que vamos a realizar nosotros mismos, además las pechugas de pavo no las haremos a la plancha ni en el  horno, la forma de cocinarlas será en la sartén con mantequilla a fuego medio.
ALLÁ VAMOS.


INGREDIENTES.


  • 2 Pechugas de pavo.
  • 1/2 cucharada de zumo de limón.
  • sal.
  • pimienta.
  • 120 g. mantequilla.
  • 75 ml. Caldo de carne.
  • 75 ml. Vermut blanco seco.
  • 300 ml. nata.

ELABORACIÓN.

En primer lugar ponemos unas gotitas a las pechugas y les hacemos un pequeño masaje para distribuir las gotas del limón por las pechugas.
 Salpimentamos.
 En una sartén ponemos los 120 g. de mantequilla, calentamos la sartén.
 Esperamos a que se derrita la mantequilla y empiece a salir espuma.
 Metemos las pechugas de pavo dentro de la sartén, en ese momento el fuego está a una potencia de 5-9.
 Tapamos la sartén y la dejamos cocinando durante 6 minutos por cada lado.
 Pasados  6 minutos les damos la vuelta y volvemos a tapar

 Ya las pechugas están es su justo punto.
 Retiramos de la sartén y las reservamos en una fuente, la tapamos con papel de aluminio para que no se escape el calor y ahora vamos a preparar la salsa.
 Calentamos la mantequilla que hemos estado empleando para cocinar las pechugas.
 Una vez caliente le incorporamos los 100 ml. de caldo de carne.
 Acto seguido incorporamos 100 ml. de martini
 Damos máxima potencia al fuego para que reduzca el líquido.
 Tenemos que mover para evitar que se queme, ya que llega un momento que se va espesando.
 Esta es la textura que tiene que tener, como si fuera un caramelo, de color tostado.
 Ahora es el momento de poner los 300 ml. de nata
 Incorporamos la nata y volvemos a trabajar con potencia de fuego fuerte.
 En este periodo hay que mover constantemente para evitar sustos, cuando empiece a espesar, retiramos del fuego.
 Ponemos la salsa en un bol pequeño, le incorporamos unas gotas de limón y probamos para ver si está a nuestro gusto.
 Listo para emplatar.
 Emplatamos cortando la pechuga en trozos y en medio de cada trozo de pechuga ponemos una punta de espárrago verde, sobre la peghuca ponemos unas cucharadas de nuestra salsa de nata.
 Como veis una pinta espectacular.
BESAETES A TOTS/ES.
BON PROFIT.

MÚSICA.

Pedro Guerra – Alma Mia, para mi uno de los mejores boleros, además Pedro Guerra lo interpreta con una maestría espectacular. Espero que disfrutéis.